Tiempo perdido

Este viernes asisti al climax del señor Victor Mosquera en el bar Tapas situado en la calle Alcalde Marchesi numero 20 y algo para ser mas exacto.

Soy un fan de escuchar monologos, por ejemplo me encanto el del señor Rober Bodegas, los del club de la comedia, los de la Panamount “los pocos que he visto” pero el señor Mosquera me ha mostrado como no hacer un monologo.

Lllegamos algo tarde mientras intentabamos buscar el local, nada mas llegar y sentarnos el hombre comento la estupidez de siempre ¡Pasar pasar, que hai sitio!, todos sabemos que se pasa mal cara el publico y es una forma de tener feeling.

Al poco el aburrimiento empezo a cebarse en mi y en mis acompañantes, hablaba sobre un hipotetico mundo en que los hombre y las mujeres intercambiaran los papeles pero parece ser que pensando el monologo solo encontro la parte agria con continuas y aburridisimas caidas en el humor facil y soporifiro.

Aunque el publico disfrutaba con un humor simplon a la vez que repetitivo del que mi mente se encuentra saciado desde hace bastantes años, hay que recordar que la mucha porqueria que a veces me envian al correo es bastante ingeniosa a la par que imnovadora.

Cuando se canso de decir estupideces burdas y sexistas mas propias de un Neanderthal que de un Homo-Imbecilis se le dio por sacar una guitarrita acustica “a mi parecer no soy especialista en guitarras”, para cantar una oda a las operaciones mamarias.

Que gracioso es escuchar como valoraba a una mujer por el tamaño de sus senos.

Mi paciencia se estaba agotando perfectamente sincronizada con la salida de cada nota de su guitarrita.

Llama a un suplente para que le ayude al mando de una guitarra mientras el se dedica a describir preciosas y esperpenticas de escenas sumamente violentas que no me producian ninguna gracia.

Aberración tras aberración mi paciencia se estaba agotando mientras una larga ristra de palabras malsonantes salian de sus labios provocando una risa general en todo el publico excepto en mis acompañantes y mi persona.

Y para colofón de su patetica actuación pasa a cantar clasicos de la infancia como las melodias de Opening de “Caballeros del Zodiaco”, “La abeja Maya “, “Campeones”….

Momento en que mis posaderas se separaron de la silla para coger la puerta a fin de evitar una regresión en mi escaso coeficiente intelectual.

Es incomodo estar en una sala escuchando un monologo patetico del que solo dos frases contadas consiguieron dejar escapar una sonrrisa de mis labios .

Pero mas incomodo es que mientras tu no disfrutas del monologo el publico se encuentre cercano a morir a causa de un extasis de carcajadas a causa de las carcagadas del monologuista.

Al menos mis acompañantes consiguieron que la noche fuera amena.

6 Replies to “Tiempo perdido”

  1. hombre si el resto del publico se reia i tu no es q algo pasa. pq si algo es malo malo la gente ni se inmuta

  2. ni me reia yo ni mis acompañantes, desgraciadamente era un humor estupido, grosero, simplón y vulgar, muy vulgar

  3. Boas! Alégrame ler que che gustara o meu espectáculo, espero verte en próximas funcións! Na Coruña podes verme estos meses no dog´s Bollocks Theatre (R/ Rey Abdujah, por fin un café teatro na cidade!), no Escondite de Buñuel (R/ Panaderas) ou na cervexaría GreenWell (R/ Ronda de Outeiro Nº249) Nunca vin o compañeiro Víctor en solitario, pero se algunha vez podes ver algún espectáculo de Mofa e Befa, co seu colega de fatigas, penso que che gustará, eso si, o seu humor e bastante punky e transgresor… Continuando co que a min respecta, graciñas pola boa critica, e por difundir a nosa actividade e animar a xente a vir a vernos… Joder! Puxenme mazo solemne! Vamoslle a dar ó RW<< De puta madre q che molara colega! Xa sabes, o proximo día traete ós colegas que a cerveza sempre chega aínda que nunca é de abondo... Saúdos, Rober Bodegas!

  4. Intentareime pasar, se o fas ben teras unha boa critica, pero se o fas mal, xa sabes “Tiña que ir para Carballo” 🙂 cuidate

  5. A mi me gustó, lo que me asquea es el trato de una persona del café teatro hacia los clientes.

  6. Los monólogos del Escondite de Buñuel estás genial, y la gente es encantadora, no como en el café teatro, sólo te asquea el trato de una de las personas?porque a mi no me trató bien ni una de las personas que trabaja en ese sitio, yo no salgo a tomar algo y ver un mologo por la noche para que me hagan sentir incomoda, y en fin, la palabra acogedor no describe a ese sitio, muy bonito eso si, muy bien decorado y todo eso, pero frío muy frío en todos los sentidos, el aire acindicionado a tope, q me pillé una faringitis…
    Si os gustan los monologos os recomiendo el escondite de buñuel, no solo por los monologuistas q son estupendos, tb por el trato de la gente q trabaja alli.
    Bks a tos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *